Gricelda Guerrero es una mujer que ama la música desde que es niña y aún elige este camino como solista.

Su vida se resume en Chile, país que la vio nacer, Noruega que la recibió por un tiempo, y San Luis, provincia que ella misma adoptó como propia y viceversa. Tiene referentes musicales como Silvio Rodríguez o el movimiento La Nueva Trova, que le permitieron reconocerse como artista, especialmente del folclore.

Le preguntamos cómo decidió grabar en Casa de la Música y nos dijo: “me enteré por el diario de que podía grabar en la Casa de la Música y me inscribí. Elegí grabar una tonada y lo compartí con Marita Lopez en guitarra, Marianela Arce en coros y Vicky Lo Giúdice en Guitarras 2, 3 y 4”.

Acerca de la experiencia manifestó: “fue un gran privilegio estar en este estudio, todo lo que vivimos fue maravilloso, ensayamos mucho y no nos costó, valió la pena todo el esfuerzo que hicimos. La experiencia fue maravillosa, me llenó el alma que exista un espacio como Casa de la Música, el lugar te da ganas de continuar en la música en lo que a una le gusta.

Como mujer vengo de vivir cosas en la música muy difíciles que se presentan en el camino, que tratan de alejarte de tus objetivos, la indiferencia o los malos tratos, trabajos mal pagos que te hacen repensar si seguir en esto.

Estar acá me hizo sentir más segura de lo que quiero, gracias por todo y también mi agradecimiento a Gabriela Varela, que nos transportó y nos hizo el aguante total”.

Categorias: Noticias

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.